lunes, 24 de septiembre de 2018

DEL FONDO según EDDY WHOPPER



VEN Y MIRA

(Sobre Del Fondo, de Vicente Muñoz Álvarez y Andrés Casciani)

En el Apocalipsis o Libro de las Revelaciones, Juan describe, con las armas de la metáfora y el ojo de la lucidez frente a lo aún no dado, el momento en que el Cordero le enseña el advenimiento del Fin, su ejecución y su estructura. “Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos –narra el comienzo de Ap. 6:1- y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir, como con voz de trueno: ven y mira”.

“Ven, Casciani, y mira”, invita Muñoz Álvarez; y luego ambos, nuevamente, a lo múltiple: Vengan, y Miren. La sangre está hecha de la materia del Infierno; hay una totalidad de oscuridad laberíntica debajo de lo total, que cuestiona lo homogéneo del vacío; allí la luz no nos es deparada más que como engaño; la materia y la forma son simulacros que concede al tiempo –Borges tenía razón- la dinámica del horror.

Del Fondo ofrece, por un lado, una enunciación onírica, lisérgica, producto –en cualquier caso- de una máquina enloquecida libre de límites que, como el sueño de Juan, pone en acto una peripecia posible en el terreno de la imaginación desbocada; y que se nutre, sin embargo, de los andariveles finitos de la propia naturaleza humana. Y por otro, un reconocimiento avasallante: el “giro del infortunio” que es, a la vez, su anatomía.

Muñoz Álvarez, aquí, convalida y a la vez deyecta –y despoja de toda jerarquía- los cientos de especulaciones acerca de la responsabilidad que deviene del hecho de ser libre. Si la vida es también el fuego y la sangre es la concreción de esa energía, participamos de la esencia del Infierno, que es fuego y energía. El Marqués de Sade, en alguna medida, ya le había propinado al mundo la primera herida intelectual en este sentido, fruto de la observación: la Humanidad entera como praxis de una comunidad de libertinos, y no más bien de virtud.

Así también, Del Fondo abre la evidencia del espanto cercano, al alcance del lector. Ensaya una vuelta de tuerca a la propuesta surrealista de una tercera posición distinta de la razón y de su negación, de modo tal que veremos emerger y retozar, ebrios de protoplasma, el predominio de las de-formas, de las negruras iridiscentes, la desorientación esencial, la incertidumbre, lo repentino, la acumulación forestada de dura materia arbitraria, la debacle; la relativización, declinación y exterminio de la tranquilidad que deviene de la percepción desnuda y de la coherencia consensuada.

En este sentido, la libertad campea como detonante de la conducción por el Averno y el encuentro de los límites de lo demasiado humano: con Nietzsche y tantos otros, en Del Fondo se afirma, velada por el miedo, la muerte de Dios. El mundo y las condiciones de posibilidad de la dicha nos han sido dados; hemos abandonado el camino y Dios nos ha abandonado también: el efecto es el mismo que si estuviera muerto. Ahí estamos, entonces, los libres que hemos elegido: mera forma (no importa cuál), energía, volumen, estado. La libertad, cercada por lo humano. El sueño de una razón que consolida y cristaliza su producción de monstruos. Y nos reconduce a una responsabilidad esencial, a una culpabilidad liminar: “La percepción de los objetos / se debe al reflejo / de nuestras conciencias / sobre las cosas tangibles”. Somos, en el más descarnado sentido.

Convocado por el poema de Vicente Muñoz Álvarez, Andrés Casciani aporta la lírica de la mirada plástica sensible, guiado, como un caminante más de esas profundidades, por la certeza volcánica de que hemos construido nuestro propio Apocalipsis. Como Juan, el de la Revelación, Casciani ha mirado, y nos lo muestra. Oscuridades esenciales y luego tan degradadas como quienes protagonizan e interpelan la obra, blancos que detonan la evocación de un pasado en el que la involución germinaba al calor de la libertad, grises devaluados que potencian el horror, oquedades insondables. Construcción, hoja a hoja, de un espacio opresivo y a la vez total. Un arte sumamente enlazado con las esencias propuestas por el texto, granítico frente a las cosas y viscosamente flexible, acuarelado, rítmico y encarnado en el menudeo de las almas y de los monstruos que la constituyen.

Andrés Casciani, en abierto compromiso y fusión anímica con el texto, expone y alterna universos desmadrados de angustia y de rebelión con evoluciones figurativas desde y hacia la abstracción que funden, finalmente, en lo negro. Es decir: en esa posibilidad de que todas las esencias confluyan en la naturaleza del Mal. Casciani es, aquí también, ejecutor y víctima de la misma condición que la obra propone y quizás denuncie. Es la daga que abre los tejidos y que luego se vuelve contra sí, en apocalipsis total.

Párrafo aparte merece la excelente edición de Vinalia Trippers, confeccionada en papel de ilustración, guardas de alto gramaje y cubiertas flexibles, todo lo cual configura el soporte idóneo para las reproducciones, que respetan la obra pictórica –cada página es un hecho plástico- a punto de generar la sensación de extenderse hacia un infinito planteado más allá de los márgenes.

En definitiva, una masterpiece de extrema contundencia e impar belleza; un evento artístico con vocación de permanencia que excita los sentidos y el entendimiento; un zarandeo inesperado que alborota los mares yermos de la rutina intelectual.

Así es que Ven, lector, y mira.


Eddy Whopper

*
Vicente Muñoz Álvarez & Andrés Casciani
DEL FONDO
(Producciones Vinalia Trippers, 2018)

Información y pedidos:

España: vicentevinalia@hotmail.com

Argentina: andrescasciani@gmail.com

Booktrailer: 


Megapost con info y reseñas:


viernes, 14 de septiembre de 2018

DEL FONDO con ANDRÉS CASCIANI



Ha habido entre Andrés y yo, la verdad, una simbiosis perfecta, muy de Cronenberg, pura Carne Nueva. Nada más y nada menos que 75 ilustraciones a doble página, una por cada poema, que plasman magistralmente el descenso a los infiernos y el universo claustrofóbico y espeluznante del libro, hasta el punto de, como bien se plantea Pablo Malmierca en el epílogo, no saber qué ha sido primero, si el texto o la imagen, y viceversa. 

Durante más de un año fui recibiendo cada semana una o varias ilustraciones por messenger y viendo en lo que se iba poco a poco convirtiendo el libro, una Obra de Arte (en mayúsculas). Algo que hace unos años, sin internet, hubiera sido totalmente imposible, por supuesto. 

Un trabajo impresionante y aterrador, el de Andrés, sin duda, y un proceso creativo a dos bandas de lo más enriquecedor.


Vicente Muñoz Álvarez


martes, 11 de septiembre de 2018

DEL FONDO en REVISTA ZERO (Argentina)



Del fondo ha llegado al fin a Argentina, y la veterana Revista Zero, desde Mendoza (patria chica del ilustrador del libro, Andrés Casciani), habla de él y nos entrevista en esta estupenda reseña.

lunes, 27 de agosto de 2018

DEL FONDO: Fragmentos (2)



Las imágenes
que aún conservamos de Yillmora
se tornan por momentos más difusas:

Una ciudad de techos ambarinos
donde el sol siempre brillaba.

Recuerdo la nitidez
del cielo azul sobre las torres,
los mercados donde nos reuníamos
y el calor de los estanques junto al puerto.

Las aceras verdes empedradas
y el vino melifluo y denso de las tabernas
donde el sueño amable nos vencía.

La santidad de la carne
y el gozo del cuerpo
hasta la llegada inoportuna
del predicador.


Vicente Muñoz Álvarez & Andrés Casciani
DEL FONDO
(Producciones Vinalia Trippers, 2018)


Información y pedidos:

España: vicentevinalia@hotmail.com

Argentina: andrescasciani@gmail.com

Booktrailer:


jueves, 16 de agosto de 2018

DEL FONDO en CUBICAL MAGAZINE



Vicente Muñoz Álvarez es, sin que quepa la divagación o la más mínima duda, una de las figuras literarias contemporáneas más importantes. En su haber casi una treintena de publicaciones, poesía, narrativa, ensayo y la aparición en numerosas antologías.

Sus libros despiertan y suscitan un interés antes logrado por algún literato actual, escritura que surge del desgarro y el padecimiento de múltiples sensaciones y de los sentimientos encarnados. Su poesía, así como la narrativa, subyace en lo más profundo, que luego emana a través del ejercicio del uso de la palabra.

“Del Fondo” no es un libro de poesía al uso, el ilustrador Andrés Casciani le acompaña en esta ocasión, aportando el ambiente gráfico que esta obra literaria necesitaba.

 

Pero no hay mejor manera que ser presentados por otros, en esta ocasión, Jesús Palacios acompaña al autor con las siguientes palabras:

Podría decirse que la mejor poesía es el lenguaje de los sueños, libre de las necesidades lógicas de la narrativa, con sus personajes, convenciones y argumentos. En una poesía que a lo largo del tiempo se ha liberado también de servidumbres técnicas y esclavitudes métricas, nuestros deseos y temores, nuestras pulsiones y visiones más oscuras encuentran su más perfecta traducción, habitando el espacio entre mundos de la noche, en el bosque del inconsciente, individual y colectivo, junto a los ángeles y demonios que lo pueblan. Y de ese mundo cenagoso, de la viscosidad onírica que no puede ni debe nombrarse pero que rezuma en todos nosotros desde los pozos arcanos de nuestro pasado como especie, reviviendo cada noche el amanecer de un tiempo anterior y ajeno al ser humano, es de donde proceden también las visiones alucinadas y terribles de este nuevo Vicente Muñoz Álvarez que ha subido “Del fondo” para traernos con él secretos terribles y hermosos, arrastrándonos a un viaje de pesadilla en pos de una iluminación que nunca llega, porque no puede llegar nunca.

Como un Lautréamont o un Rimbaud que hubieran leído elNecronomicón, pasando su infancia encadenados en una oscura y húmeda sala de cine abandonada, donde se proyectaran en bucle continuo las primeras películas de Cronenberg, Lynch y Clive Barker, Vicente Muñoz Álvarez desgrana con verbo hipnótico y viscoso una Odisea post-humana engañosa y trágica, por la que se arrastran penosamente los restos de una humanidad doliente, engañada por falsos profetas y mesías dementes, atrapada en un universo-túnel del que no solo es imposible escapar, sino que la deglute, fagocita y vomita, como si de una entidad monstruosamente consciente y viva se tratara, sin finalidad ni razón alguna. Las páginas que nos ofrenda “Del fondo” son el obsceno negativo de Bunyan o de un Dante: mientras aquellos ascienden del mundo terrenal o incluso del infierno mismo al reino celestial, Vicente desciende a unos perversos abismos de pasión cuya mera invocación es capaz de hacernos enloquecer. Abismos borboteantes de una vida blasfema, de una carne enferma, necrótica y licuefacta, que sin embargo se convierten en perfecto huésped simbionte de los desdichados seres que se ven condenados a deambular por ellos, quizá eternamente. El túnel del horror que describe “Del fondo” no es el túnel de la bruja de un parque de atracciones con sus trampantojos ingenuos, charadas sangrientas y sustos de salón. Es un pasadizo involutivo y mutante que conduce interminable, como una pegajosa cinta de Moebius secretada por el putrefacto ano del universo, a los misterios más oscuros de la creación, a lo que se esconde tras la fachada temblorosa y llena de grietas de eso que llamamos ingenuamente realidad. Con Vicente y su doliente pueblo elegido, viajan también monstruosidades orgánicas vivas o no-muertas, criaturas de pesadilla surgidas de la coyunda bestial entre El Bosco y Lovecraft, Brueghel y Giger, Goya y Charles Burns, gloriosamente retratadas por las no menos visionarias y alucinadas ilustraciones de Andrés Casciani. Monstruosidades que son legión al tiempo y a la vez que Una sola, grande, eterna y abyecta. Animálculos mutantes que se funden y confunden con nosotros, que nacen, se reproducen y no mueren dentro de nuestros cuerpos de mercurio, que gritan, ríen y lloran en nuestras mentes prisioneras y nos miran todas las mañanas al despertar desde el espejo.

“Del fondo” surgen las visiones más aterradoras, pero también más fascinantes. Surgen las preguntas más angustiosas, pero también las respuestas más necesarias. “Del fondo” nos ha traído Vicente Muñoz Álvarez, siguiendo los pasos perdidos de Poe y escalando en sentido inverso el Monte Análogo de Daumal y las montañas dementes de Lovecraft, esta épica infernal de la nueva y vieja carne, esta crónica bíblica de un éxodo post-humano en pos de una revelación que quizá sea, simple y rugosamente, que no hay luz al final del túnel, sino solo y por siempre oscuridad. Oscuridad. Oscuridad.

Jesús Palacios



Información y pedidos:

España: vicentevinalia@hotmail.com

Argentina: andrescasciani@gmail.com

Booktrailer:


lunes, 6 de agosto de 2018

DEL FONDO: Últimos ejemplares.



Quedan muy pocos ejemplares ya de Del fondo (Producciones Vinalia Trippers, 2018) y, os recuerdo, fue una edición limitada de 300: si quieres hacerte con uno antes de que se agoten, escríbenos a:

España: vicentevinalia@hotmail.com

Argentina: andrescasciani@gmail.com

Booktrailer:


Con Vicente y su doliente pueblo elegido, viajan también monstruosidades orgánicas vivas o no-muertas, criaturas de pesadilla surgidas de la coyunda bestial entre El Bosco y Lovecraft, Brueghel y Giger, Goya y Charles Burns, gloriosamente retratadas por las no menos visionarias y alucinadas ilustraciones de Andrés Casciani.

Jesús Palacios

Como habrá podido comprobar el lector tras terminar el viaje inducido por Vicente y Andrés, la simbiosis ha sido perfecta y muchas veces cuesta pensar qué fue antes, si la ilustración o la palabra. Se convierten así en un perfecto nuevo cuerpo que como el texto o la imagen se va transformando ante los ojos atónitos del espectador.

Pablo Malmierca

El poeta y editor leonés acaba de publicar en su sello Vinalia Trippers el poemario de terror ‘Del fondo’, en el que destacan las impactantes ilustraciones en blanco y negro del dibujante argentino Andrés Casciani.

Joaquín Revuelta, La Nueva Crónica

Acabo de recibirlo y ya os puedo decir que es una maravilla, un libro de culto. Enhorabuena a Vic por sus versos desde las entrañas, a Andrés por sus impresionantes ilustraciones y a Rodrigo por todo el curro para obtener un libro de la máxima calidad. Pedazo de propuesta literaria, señores. 

Esteban Gutiérrez Gómez

Un viaje fantástico detallado por Andrés Casciani, que ha aportado con sus ilustraciones -75 en total, una por poema- la oscuridad que el escritor leonés cincela con sus palabras, en una narración que defiende el lenguaje poético para acometer el trayecto al mundo de los sueños.

Camino Sayago, Tam Tam Press

Esta tarde, en el buzón, una auténtica maravilla: Del fondo, del poeta y narrador y hermano Vicente Muñoz Álvarez, uno de los pilares de la escritura contracultural española, acompañado en esta nueva aventura por el ilustrador argentino Andrés Casciani. El resultado final: una joya. Chapeau.

David González

Pasar tres, cuatro páginas al tun tun, sentir un estremecimiento y exclamar: Joder, qué preciosidad, qué cosa más bonita. Mi enhorabuena a Vicente Muñoz Álvarez, a Andrés Casciani y a todo el equipo de Vinalia Trippers por una edición impecable. Estáis a otro nivel.

Pepe Pereza

Próxima al género de la novela gráfica y plenamente adscrita al género del terror, este nuevo libro renueva, completa, amplía y eleva a otro nivel una obra anterior, alumbrada hace ya dos décadas y que estaba descatalogada desde hace tiempo.

Chechu Gómez, Cadena Ser

De su pasión por la cultura subterránea, por la literatura de horror y por el cine de culto ha extraído Vicente Muñoz Álvarez la abisal materia prima de la que se alimenta Del fondo, su espeluznante nuevo volumen, magnífica e inquietantemente ilustrado por el argentino Andrés Casciani.

Emilio Gancedo, Diario de León

No hay pirotecnia en las páginas que labra Vicente y sí mucho de su condición de explorador de la realidad, un aventurero que hace de la cotidianeidad y la rutina un imprevisto y que ahonda en toda circunstancia desde el vértice que le proporciona esa capacidad suya para atrapar cada instante.

Emilio López Castellanos, Ileón.com

Tomar distancia y disfrutar del bestiario que nos alimenta desde la infancia. Mitos y cultura subterránea que Vicente reivindica y conoce como nadie y que ahora podéis disfrutar o sufrir gracias a la colaboración de las inquietantes y maravillosas ilustraciones de Andrés Casciani, un virtuoso mago del dibujo, pintura y grabado. 

Julia Navas Moreno

A medio camino entre el cómic, el poemario y la narrativa de terror, Del fondo, que cuenta con unas extraordinarias ilustraciones de Andrés Casciani, es un viaje en modo poético por los abismos de la locura y del infierno.

José Ángel Barrueco

La penumbra siempre ha envuelto la obra de Vicente Muñoz. Ahora, el escritor se emboza el manto de las tinieblas para presentar su libro más oscuro, un poemario en el que no hay lugar para las coartadas. La muerte, la última estación, se convierte en el único habitante del libro, ilustrado por Andrés Casciani.

Cristina Fanjul, Diario de León

Vicente Muñoz Álvarez publica un libro que es más que un libro, una obra artística en la que le acompaña el ilustrador y artista visual argentino Andrés Casciani. Una edición mimada hasta el extremo. Una verdadera joya.

Pedro Gascón

En el submundo articulado por Vicente Muñoz todo es aterrador. Los cuerpos de los humanos se van transformando y deformando para adaptarse a los cambios del propio túnel y a la alteración del tiempo en esa oscuridad en la que conviven con otros organismos que se alimentan de los desechos de los cuerpos.

José Enrique Martínez, Filandón

Un infernal descenso a las profundidades de la condición humana, una lúcida crítica al Capital, al Sistema establecido, en el que los individuos mutan de bestia en bestia, una vez tras otra, en deformes, que caminan adentro de un laberinto en el que no existe salida porque en lo deshumano no hay escapatoria.

Gsús Bonilla, Poétikas

Páginas que rezuman, tinta espesa que se pega a la piel para corroerla, un túnel que te engulle y te regurgita atónita del viaje. Una simbiosis perfecta entre Vicente Muñoz Álvarez y Andrés Casciani para parir esta travesía alucinada y alucinante.

Ana Grandal

No tengáis miedo ni dudas a la hora de bajar hasta el fondo del túnel oscuro que nos abren estos dos genios, Vicente con sus textos y Andrés con sus ilustraciones.

Miguel Borgas

Poe-sadilla demoledora y (a partir de ahora) recurrente. Como triturar en una batidora el infierno de Dante hasta convertirlo en casquería, aliñado con lo más sucio de Cronenberg, de Lovecraft, de Alan Moore... Dibujos y textos aliándose para generar una de esas experiencias casi psicotrópicas de las que tanto sabe Vicente.

Juanjo Ramírez Mascaró

Una perversión de El jardín de las delicias de El Bosco retratando, en este caso, el inframundo o el fracaso de la creación. Una travesía roja y agónica dentro de uno mismo. Una alegoría de nuestra fe y degradación. Nuestro epitafio zombie, la promesa de luz a cambio de la anulación de la carne. Vicente, radiografía, magistralmente, la putrefacción a la que sometemos nuestras almas en pos de una verdad tan inventada y patentada como triste, tan hueca, tan blanca. Casciani, ilustra en crudo, ese tour por el abismo.

Julia Roig, Culturamas

Del fondo puede ser la obra definitiva en que Vicente ha volcado, con inigualable maestría, gran parte de sus filias cinematográficas, literarias, culturales, las más oscuras de ellas, a la par que sus fobias más filosóficas. Un libro objeto de una delicadeza bizarra y dolorida, una deliciosa cartografía del abismo en que perderse por horas (todas las que aún restan hasta que nos asuste la luz del día)... un viaje del que es imposible salir ileso. 

Pablo Cerezal, Vislumbres de El Dorado

Un libro que festeja la poesía desde su óptica es Del fondo (Vinalia Trippers), del leonés Vicente Muñoz Álvarez, con prólogo de Jesús Palacios y epílogo de Pablo Antonio García Malmierca y con ilustraciones de Andrés Casciani, posiblemente el mejor libro ilustrado, en blanco y negro, que yo he visto.

Enrique Villagrasa, Librújula

Un viaje asfixiante por nuestros demonios, una alegoría de una sociedad enferma, de la ceguera y la adoración a los falsos profetas. Una joya. 

Jorge M Molinero

lunes, 9 de julio de 2018

DEL FONDO: Fragmentos (1)



Una cabeza oblonga
asomando de un corte
en mi pierna.

Sus ojos implorantes,
el hedor de su aliento
y el silbido quejumbroso
de su respiración.

Introduzco
mis dedos en la llaga
hasta localizar su cuello
y tiro de él con fuerza,
extrayendo su cuerpo
y aliviando en parte su dolor.

Liberado de la opresión
de mis tejidos,
el homúnculo no tardará
más que unas horas
en completar su ciclo evolutivo
y engendrar en su interior
más seres.


Vicente Muñoz Álvarez & Andrés Casciani
DEL FONDO
(Producciones Vinalia Trippers, 2018)

Información y pedidos:

España: vicentevinalia@hotmail.com

Argentina: andrescasciani@gmail.com

Booktrailer:


jueves, 31 de mayo de 2018

DEL FONDO con VELPISTER



Qué mejor lectura que esta estremecedora poesía y pintura de Vicente Muñoz Álvarez y Andrés Casciani para una mañana quirúrgica y de postoperatorio. 

Un libro acojonante en todos los sentidos.


Velpister

Booktrailer: 


viernes, 18 de mayo de 2018

HELTER SKELTER



Aún quedan algunos ejemplares del último Vinalia Trippers, Helter Skelter, con el que celebramos nuestro vigésimo aniversario, dedicado a los asesinos en serie, los giallos y los slashers.

Las mejores plumas y pinceles del underground español celebrando el 20 aniversario de nuestro fanzine, al módico precio de 10 euros.

Hazte con un ejemplar antes de que se convierta en leyenda.

vinaliatrippers@yahoo.es