miércoles, 1 de junio de 2016

HELTER SKELTER: Prólogos (4).



Saludos desde las cunetas de occidente que están llenas de estiércol de perro, vómito, vino rancio, orina, sangre. Saludos desde las alcantarillas que tragan estos manjares cuando son arrastradas por los camiones de la basura. Saludos desde las grietas de las aceras y de las hormigas que moran en estas grietas y se alimentan con la sangre seca de los muertos que se ha acumulado en las grietas. Con todos estos ingredientes festejamos los veinte años de Vinalia. Puede parecer un descontrol pero os aseguro que una vez que lo leáis os sentiréis como un asesino en serie que tiene las ideas organizadas... disfrutaréis con la sangre que rezuma de las letras e ilustraciones. Tan sólo unas líneas para agradeceros el estar ahí durante veinte años, que sepáis que lo apreciamos, tanto como la sangre... la vuestra, pues Vinalia se alimenta de vosotros, lectores. Al igual que un espíritu que vaga por la noche sediento, hambriento, sin detenerse a descansar, sólo con ganas de que paséis un buen rato. Nos encanta nuestro trabajo. Con vosotros, el vacío ha sido llenado. Recordad una cosa, antes de disfrutar de la espiral que os desciende al infierno de las mentes enfermas, la que os va a hacer salir de vuestros traseros... lo dice el Hijo de Sam, que es quien ha canalizado este prólogo: “Los Demonios quieren chicas, azúcar, picante y todo lo que fascina. Soy el Demonio del Pozo sin Fondo aquí en la Tierra que viene a sembrar la confusión y el terror. ¡Soy Guerra, soy Muerte, soy Destrucción!”.

David Berkowitz 

A por la siguiente década. Gracias, gente.


Alfonso Xen Rabanal