jueves, 29 de enero de 2015

DUELO AL SOL: Más que un fanzine.




MÁS QUE UN FANZINE

por Esteban Gutiérrez Gómez


“Desde el infierno, con amor”, así despide muchas de sus comunicaciones el cabecilla de esta banda de sicarios underground que desde 1996 se ha ido consolidando como la publicación más fresca, potente y esperada del panorama narrativo nacional.

Vicente Muñoz Álvarez, Silvia D. Chica, Alfonso Xen Rabanal y Rodrigo Córdoba son los impulsores de este fanzine convertido hoy en libro de culto. Ellos convocan a los acólitos de la sombra una vez al año desde 1996 y los drugos responden con lo mejor de la cosecha. Ilustradores, fotógrafos, directores de cine, guionistas, escritores, músicos, actores, poetas… todos ofrecen su colaboración y se sienten parte de un proyecto, el de Vinalia Trippers, hoy, por fin, reconocido.

En esta ocasión el tema elegido es el salvaje oeste. Pistoleros, enterradores, peyote, ferrocarriles, caballos, Morricone, Clint Eastwood, espuelas, matones… Todos los personajes de aquél mundo participan en este número; siempre desde el punto de vista alternativo y transgresor, por supuesto. Relatos cortos, unos duros y otros irónicos, que trasladan aquella época a la actual, haciéndonos ver lo poco que hemos avanzado los seres humanos. Aquellos bandidos sanguinarios y banqueros sin escrúpulos se convierten en los actuales políticos gobernantes o en el mismísimo Juan Carlos de Borbón. Ilustraciones ad hoc para esos relatos de grandes dibujantes, y un especial POEMASH dedicado a Leopoldo María Panero como jefe de los pieles rojas poetas de la actualidad.

No se puede pedir más, forastero.

PVP. 8 euros

Autores: La tripulación de este número se compone de casi cien escritores, poetas e ilustradores. Listado completo:

ESCRIBEN

Alfonso Xen Rabanal -Jesús Palacios – José Naveiras García – José Ángel Barrueco – Pepe Pereza – Alexander Drake – Juanjo Ramírez Mascaró – José G. Cordonié – Maica Bermejo Miranda – Vicente Muñoz Álvarez- Julio César Álvarez- Esteban Gutiérrez Gómez- Gabriel Oca Fidalgo-Patxi Irurzun-Pablo Cerezal-David Vázquez-Cisco Bellabestia-Javier Vayá Álbert-Kike Morten -Iván Rojo-Octavio Gómez Milián-Ricard Millàs-Salva Rubio-Vanity Dust-J.J. Quiñones-Marcus Versus-Nacho Abad-Kike Turrón –Safrika-Arturo Méndez-Carlos Salcedo Odklas-Mario Crespo-César Scappa-Exhumed Movies-Leopoldo María Panero-David González-Miss Desastres Naturales-David Benedicte-Jorge M. Molinero-Toño Benavides-Felipe J. Piñeiro-Marcos Matacana-Ballerina Vargas-Georgie Garcia-Roxana Popelka-Chapu Valdegrama -Mareva Mayo-Gsús Bonilla-Isabel García Mellado-Dogo-Javier Das-Joaquín Piqueras-Felipe Zapico- Enrique Cabezón-Carmen Beltrán-José Manuel Vara-Alex Portero-Carmen Camacho-Velpister-Iñaki Estévez Muñiz-Sonia San Román-Ricardo Moreno Mira-Silvia D. Chica-Choche -Ana Curra

ILUSTRAN

Gonzalo Gutiérrez Durán-Raulowsky-Eulogia Merlé-Quino Romero Ruiz-Mik Baro-Rodrigo Córdoba-Pablo Je Je-Kike Morten-José G.Cordonié-Adri Ferrer-Toño Benavides-Andrés Casciani-Rodrigo Moreno-Luis F. Sanz-Diego Blanco-Pobreartista-Carmen Martín-Pablo Gallo-Fernando Centrángolo-Charly Aquilué-David Martín Surroca-Mar del Valle-Javier Jubera-Cisco Bellabestia-María Luisa Porto-Samu González-Borja Gonzáles Hoyos-Silvia Flechoso-Ginés Martínez-César Scappa-José Ramón Vega-Julia D Velázquez-Miguel Ángel Martín-J. Kalvellido

Vinalia Trippers nº 13.
Incluye, como suplemento especial Poemash: 
“Deseo ser piel roja”.
Edita: Producciones Vinalia Trippers


1 POEMA de JORGE M MOLINERO



... Y osaron cambiar el nombre
a nuestras mujeres de ojos claros,
vestirlas con sedas tejidas
por otras manos también esclavas.



las cabelleras ya enmohecidas sólo atraen
moscas y recuerdos de una grandeza añeja
los niños se entretienen con los regalos
dorados del opresor, desprecian las flechas
sacan el índice y el pulgar de sus manos
escupen el silbido del trueno que nos borró
las pinturas de guerra
cercados en una minúscula tierra árida
las nubes de agua dejaron de asomarse
subieron el precio de las semillas, nos regatean
hasta la incertidumbre el valor de los frutos

los ancianos observan desde la valla
a los bisontes pastar   su carne
no está hecha para el fino paladar
del hombre blanco  los cazan
para decorar sus salas de trofeos

los Pieles Rojas invocamos
al Dios de la lluvia
pero también nos lo robaron
relegados al oficio del estraperlo
arañamos a cada dosis vendida a sus hijos
un trocito de América como inútil venganza


Jorge M Molinero


martes, 27 de enero de 2015

DUELO AL SOL con EXHUMED MOVIES




EXHUMED MOVIES repasa algunos Western en el fanzine de Vicente Muñoz Alvarez " VINALIA TRIPPERS" - Recomendable 100 %, relatos salvajes !!!!!!!!!!!!!

sábado, 24 de enero de 2015

LA DANZA DE LOS ESPÍRITUS por David Trashumante (Bonus Track de Deseo de ser piel roja).



Dices que no había nadie.
La tierra humeaba.
Canto Navajo

Ride the snake.
Jim Morrisón

Debéis enseñar a vuestros hijos

lo que nosotros hemos enseñado a los nuestros:
que la Tierra es su madre.
Lo que le ocurre a la Tierra
también le ocurre a los hijos
de la Tierra...
Jefe Seattle,
Carta a Washinton, 1855


Oh gran Manitú,
lanzo una brizna de hierba al viento,
escucha crepitar la hoguera,
oye el agua que acalla a los peces
en las gargantas, las montañas
se quiebran de dolor, Manitú,
las praderas se cuartean
bajo los ojos de las águilas.

Oh gran Manitú,
escucha hoy el galope
rabioso de nuestros muertos:
de los Abekani, aquellos que vivían
por donde sale el sol; escucha
el correr del pueblo del río, los Achomawi,
y a los hombres pez, los Catawba,
escucha cómo silba el viento ante el vuelo
de los Absaroke y sus hombres pájaro.

¿No sientes ahora el frío de los Athena,
la gente del hielo?

¿Están contigo los Apalachee,
hijos del otro lado?
Ruedan por las quebradas
el pueblo de las rocas, los Avoyel,
con rabia y miedo.

Oh Manitú, Manitú,
ya se ahogaron todos los llantos
en los pantanos de los Bayogoula,
ya ardieron todos los imponentes tótems
que levantaban los Bidai,
los que pulen la madera.

Hoy Gran Manitú me embadurno la cara
con la arcilla blanca de los Atsina,
insulto al invasor con la lengua polvorienta
de los Cheyenne, escupo
sobre sus avenidas y autopistas,
antaño camino ancho de los Comanches,
sendas que recorrían veloces
los Pies Negros.

Somos hijos de los Lyiniwok,
que vivieron en esta tierra
desde el principio de los tiempos,
hermanos de los Chowwanoc
que vinieron del sur con los Chitimacha
y sus canoas esplendorosas;
amigos de los Chotal y los Choula,
padres y madres de los Cayuga
y sus tipis blanqueando las orillas.

Manitú. Oh Manitú,
devuélvenos la ferocidad de los Caluse,
la fortaleza de los Clallam,
el ardor de los Chipewa,
el sigilo de los Cherokee,
el hambre de hombres de los Atakapa,
la inteligencia de los Arapahoe,
la seguridad de los Kiowa,
la destreza de los Mohicanos,
la dureza de los Mohawk,
y el valor de los Apache.

Porque hoy lloramos como los Hidatsa,
y sus mujeres sauce, nos desangramos
sobre la tierra roja de los Fox,
donde yacemos como los cuerpos rojos
de los Houma, los Jicaque, los Kato,
los Delawere, los Havasupai y los Machapunga.

Nosotros queríamos la paz de los Hopi,
la serenidad de los Mdewankantowan,
la anonimia de los Illinois y los Iowa,
la dignidad de los Kickapoo,
la fertilidad de los Navajo,
la humildad de los Nagarransett,
y la constancia de los Omaha
que caminaban contra el viento.

Oh Manitú, Manitú,
marchitaron con su agua de fuego
la belleza de los Pahodja y alimentaron
la cobardía de los Papagos.

Sus promesas reptaron
más sibilinas que las serpientes
de los Sioux, Manitú.

Apagaron el sol de los Spokan
con sus disparos, masacraron
a las mujeres y a los niños de los Taino,
la buena gente, afilaron los cuchillos
de los amistosos Tejas y encendieron
la desconfianza de los Semínola,
los que no se juntaban con los otros.

Oh Manitú,
¿No escuchas los ecos de los cañonazos
disparando sin avisar contra los Wapekute?
¿No ves secarse el gran árbol de los Wichita,
emponzoñarse el agua de los Winnebago
romperse todas las vasijas de los Wasco,
arruinarse las cosechas de los Tuscarora y los Tubatulapal,
quemarse el pan de los Pascagoula,
pudrirse el pescado de los Nipmuck?

Oh Manitú, Manitú,
déjanos soñar de nuevo a la sombra de los Walapai,
y su tierra de árboles dormidos,
con que algún día volveremos como los Oglala
a extendernos por los las montañas y cañones,
por los valles, las praderas y las playas.

Oh Manitú,
tú que sembraste de estrellas el cielo,
escucha esta canción, contempla
esta danza circular de espectros.

Cantaremos hasta el amanecer,
saltaremos, rodaremos por el suelo
con nuestras cabelleras en llamas,
aún calcinados alzaremos los brazos
hacia ti, Manitú, y besaremos
con los labios en carne viva la tierra
encercada de nuestras reservas.

Oh Manitú, Manitú,
es para ti esta Danza de los Espíritus,
acuérdate de Cuervo Pequeño,
de Nube Roja, de Caballo Loco,
de Toro Sentado, del Jefe Seattle,
Diez Osos y Gerónimo.

Acuérdate de ellos, Gran Manitú,
y mata al rostro pálido, acaba
con su fiebre del oro, no le dejes
seguir matando.


David Trashumante, De A viva muerte (Baile del sol, 2015).


Si quieres escuchar este poema recitado por el autor:


jueves, 22 de enero de 2015

DUELO AL SOL con MAREVA MAYO



Hola Vic! Llegué anoche de un viaje y hoy al abrir el buzón entre la escarcha... había llegado el Vinalia y me ha encantado el olor a vino y pólvora y los secretos que esconden y viajan sus páginas. He hecho una foto con el poemash (no sé si un poco rara) pero ahí te la mando!

salud y gracias por todo!

martes, 20 de enero de 2015

VINALIA TRIPPERS en BEBIENDO VERSOS


¡Vinalia Trippers cumplió 18 años!

Felicidades a la revista y fanzine Vinalia Trippers, a sus creadores y participantes, que al día de hoy se cuentan por cientos. 


"Este año tuve la gran oportunidad de formar parte de este gran y exclusivo trabajo, el cual siempre, a lo largo de estos 18 años de vida se ha hecho sin publicidad y sin aceptar nunca dinero o ayudas por parte de administraciones o de cualquier otro tipo, solo eso dice mucho del impacto de una revista que lleva con nosotros cerca ya de dos décadas y que sigue creciendo.
 
Esta vez la tripulación de Vinalia presentó el número 13 del fanzine Vinalia Trippers, Duelo al sol, dedicado en esta ocasión al Salvaje Oeste.


Rock, cerveza y muy buen rollo entre los tripulantes que asistieron al acto en el Gran Café de León, con las actuaciones de Los tres Norteamericanos y Astray & los Impasibles. Casi un centenar de tripulantes, entre narradores, ilustradores y poetas, participan en este número especial de Vinalia Trippers que no para de crecer en cada edición". (Felipe J. Piñeiro).


Vicente Muñoz Álvarez, Alfonso Xen Rabanal, Julio César Álvarez, Grabriel Oca Fidalgo, Patxi Irurzun, Kike Morten, Iván Rojo, Nacho Abad, Silvia D. Chica, Gsús Bonilla, Carmen Camacho, Ana Curra, Felipe J. Piñeiro y César Scappa son algunos de los tripulantes que participan con sus textos en este número, que aparece ilustrado por Mik Baro, Cisco Bellabestia, Pablo Je Je, Adri Ferrer, José Ramón Vega, Julia D. Velázquez o María Luisa Porto, entre otros muchos artistas.


POEMASH
DESEO DE SER PIEL ROJA

(Reproducimos el prólogo del suplemento poético de Vinalia Trippers, y un poema de Leopoldo María Panero)

Aunque como todos los tripulantes nos sentimos en el fondo más indios que vaqueros, no podía ser de otra manera, hemos decidido dedicarles a ellos, los indios pieles rojas, este Poemash.
 
Despojados, humillados, alienados y masacrados en nombre del progreso, marginados, iluminados y auténticos, ellos, los indios pieles rojas, nos han inspirado estos poemas, ajuste de cuentas que desde hace mucho teníamos pendiente.
 
Cheyennes, Arapahoes, Pies Negros, Mohícanos, Apaches, Navajos, Semínolas, Mojaves, Pueblos, Comanches, Hopis, Dakotas, Sioux, Serranos, Iowas, Cuervos y demás desposeídos del mundo, por vosotros brindamos.
 
Y también por Leopoldo María Panero, siempre presente (con su hacha de guerra en la mano), del que tomamos prestado el poema que da título a este libro: Deseo de ser piel roja.
 
Salud & Paz en la Tierra 
(Vicente Muñoz Álvarez)


"Deseo de ser piel roja", 
un poema de Leopoldo María Panero

(Sitting Bull ha muerto, los tambores lo gritan sin esperar respuesta)
 
La llanura infinita y el cielo su reflejo.
Deseo de ser piel roja.
A las ciudades sin aire llega a veces sin ruido
el relincho de un onagro o el trotar de un bisonte.
Deseo de ser piel roja.
Sitting Bull ha muerto: no hay tambores
que anuncien su llegada a las Grandes Praderas.
Deseo de ser piel roja.
El caballo de hierro cruza ahora sin miedo
desiertos abrasados de silencio.
Deseo de ser piel roja.
Sitting Bull ha muerto y no hay tambores
para hacerlo volver desde el reino de las sombras.
Deseo de ser piel roja.
Cruzó un último jinete la infinita
llanura, dejó tras de sí vana
polvareda, que luego se deshizo en el viento.
Deseo de ser piel roja.
En la Reservación no anida serpiente cascabel, sino abandono.
DESEO DE SER PIEL ROJA
 
(Sitting Bull ha muerto, los tambores lo gritan sin esperar respuesta. )  

(Del libro "Así se fundó Carnaby Street")
 
Si deseas saber más o todo sobre Vinalia Trippers os dejo unos enlaces de YouTube donde podréis descubrir, desde el nacimiento hasta el momento actual, este gran fanzine.
 
IMAGENES CEDIDAS POR ENA BOLENA   

© BEBIENDO VERSOS, 2015.

jueves, 15 de enero de 2015

VINALIA TRIPPERS: RESISTENCIA IMPRESA. Entrevista en Culturas 24, por Jesús Palacios.



Vicente Muñoz Álvarez habla sobre el último número del veterano fanzine, dedicado al 'western'

En un panorama cultural y literario en el que la letra impresa está desapareciendo a pasos agigantados, ante el avance imparable de pantallas a menudo llenas de nada, una de las citas más esperadas por los amantes del papel es siempre la aparición de un nuevo número de Vinalia Trippers, el veterano fanzine que se ha convertido en publicación de culto, gracias a su diseño exquisito, su increíble plantel de colaboradores y su empeño en no rendirse ante el imperio de lo virtual ni ante los avatares de una crisis que lo es tanto o más de ideas e imaginación como económica. Con motivo de la reciente aparición de su número 13 -siempre un buen número-, dedicado al western y que cuenta con colaboraciones de nombres como José Ángel Barrueco, Kike Turrón, David González, Toño Benavides, Ana Curra, Pablo Gallo oMiguel Ángel Martín entre otros muchos indispensables, hablamos con Vicente Muñoz Álvarez (León, 1966), escritor, editor, poeta, cinéfago y alma incombustible de esta arriesgada publicación eternamente moderna.

Para quienes no lo conozcan... ¿Qué es exactamenteVinalia Trippers?

Un fanzine de relatos ilustrados para adultos, de carácter independiente y subterráneo, que editamos en León desde 1996. La premisa ha sido siempre la misma: servir de plataforma a un tipo de autores y textos que por ser considerados políticamente incorrectos, bien por su estética, intención o temática, no suelen encontrar acomodo en las revistas, editoriales y suplementos culturales oficiales.
Editamos nueve números en grapa y papel hasta 2001, manteniendo el sello de Producciones Vinalia Trippers para presentaciones de libros y otras actividades paralelas, y retomamos el proyecto en 2007 con un libro homenaje, la antología de relatos Tripulantes: Nuevas aventuras de Vinalia Trippers, que coordiné con el poeta asturiano David González y que publicó la editorial Eclipsados. Desde entonces hemos editado otros cuatro números, ya monográficos sobre temas concretos, y ahora mismo el 13, dedicado al salvaje oeste, que hemos titulado 'Duelo al sol' y reúne colaboraciones inéditas de un centenar de autores.

Producciones Vinalia lleva ya un montón de años aguantando... ¿cómo lo consigue?

Bueno, yo creo que por la ilusión que le ponemos al tema y por haber tenido siempre claro que nadie más que nosotros nos mediatizaría, que nuestro proyecto es absolutamente altruista e independiente, que funcionamos sin publicidad ni subvenciones y que editamos por amor al arte nomás, sin periodicidad fija, por pura vocación y placer, sin presiones de ningún tipo.

Este es ya el número 13, un número afortunado, dedicado al western en el sentido más amplio. ¿Cómo surgió la idea de homenajear este género tan peculiar?

Después de haber dedicado los tres números anteriores al cine y la literatura de ciencia ficción ('Plan 9 del espacio exterior'), de terror ('Trippers from the crypt') y quinqui ('Spanish quinqui'), quisimos hacer un guiño al salvaje oeste (más al de Sergio Leone que al de John Ford, más al del fango que al de las praderas), que es otra de nuestras influencias reconocidas. El género encaja, por lo demás, perfectamente en nuestra estética: al margen de la ley y los dictados de las modas, críticos y en la frontera, siempre insumisos y con el hacha de guerra en la mano...

Como siempre, el plantel de colaboradores es impresionante. A lo largo de los años, no solo se han mantenido nombres fijos sino que se han incorporado otros nuevos igualmente potentes. ¿Qué les da Vinalia para no perderse un número?

Como decía antes, ilusión, básicamente eso. Y espíritu de camaradería y equipo. Mimar a los autores, contagiarles nuestro entusiasmo y buenos latidos, hacerles sentir de la casa y miembros de la tripulación. Creo que ese en el fondo es el secreto. En realidad, no somos sólo un fanzine, somos un gran colectivo de autores con una ideología y estética afín, que remamos todos en el mismo barco y dirección, sin escalafones ni jerarquías, por amor a cierto tipo de literatura y arte. Y eso se nota en cada número y se contagia a los colaboradores.

Encontramos también como siempre cuentos, no-ficción, cómic, poesía, ilustración, incluso una fotonovela... Todo orgánicamente interconectado en algo que es casi un auténtico objeto de arte. ¿Qué función desempeña el diseño en todo ello?

Muy importante, sin duda. Desde el principio tuvimos muy claro que no queríamos ser una revista literaria al uso. Y también que nos interesaba el mestizaje y la hibridación de estilos y géneros, no sólo el literario en sentido estricto, también el cómic, la ilustración, el cine, la música, etc. Somos todo lo contrario a puristas y somos, además, fetichistas a muerte: nos gusta que nuestra revista refleje nuestra base y sustrato cultural, todo lo que hemos mamado y vivido, tanto la alta como la baja cultura. Y el diseño es básico para marcar las distancias y aportar nuestro sello de identidad. Nos sentimos mucho más deudores de las revistas pulp y contraculturales que de las puramente literarias. De ahí que incluyamos cómic, ilustración, fotonovelas, entrevistas o ensayos, sin olvidar que somos básicamente, eso sí, una revista de relatos. Incluso el suplemento de poesía que acompaña a la revista, 'Poemash', tiene esa estética underground que tanto nos gusta, muy alejada de la forma habitual de presentar la poesía por estos pagos.

En cierto modo, Vinalia es un nexo entre la modernidad que estalló en los 80 en España y su momento actual, pasando por el indi de los 90... ¿Existe esa continuidad o es una impresión mía?

Totalmente de acuerdo. Comenzamos a editar en los 90 influenciados, como te comentaba, por la estética contracultural de los 70 y 80. Revistas como Star, Ajoblanco y sobre todo El canto de la tripulación, nuestro referente inmediato, han estado siempre presentes. Crecimos con ellas y no tenemos ningún pudor en reconocer nuestras influencias. Pero nos hemos ido acoplando a los nuevos tiempos y medios, por supuesto, manteniendo siempre nuestras señas de identidad.

En este número, hay también un pequeño homenaje a una figura fundamental y fundacional de la contracultura española: Leopoldo María Panero...

Sí, así es. Dedicamos el suplemento 'Poemash' en esta ocasión a los indios pieles rojas, marginados y estigmatizados como pocos, y al mismo tiempo quisimos rendirle un homenaje a Leopoldo María Panero, recientemente fallecido, símbolo de resistencia y de lucha. Y titulamos el libro como uno de sus poemas, 'Deseo de ser piel roja', incluyéndolo en la antología. El suplemento se abre con una fotografía magnífica de Leopoldo María por José Ramón Vega, en la que el poeta esgrime, a modo de hacha de guerra, un cigarro encendido en su puño izquierdo cerrado.
Es el tercer 'Poemash' monográfico que dedicamos a un autor español, después de los de Raúl Núñez y El Ángel. Tres poetas malditos donde los haya, sobre todo los dos primeros muy poco conocidos aún, que merece la pena rescatar del olvido.

¿Qué papel crees que juega un proyecto como Vinalia en estos días un tanto oscuros para la cultura en nuestro país?

Un símbolo de resistencia. Una prueba de que se puede hacer algo digno al margen de los dictados de Babilonia y las modas. Un ejemplo de anarquismo bien digerido y de colectividad libremente organizada.

Como auténtica publicación guerrillera, en la tradición fanzinera, Vinalia Trippers tiene su propio circuito de distribución... ¿Dónde podemos conseguirlo?

En nuestro blog:http://vinaliaplan9espacio.blogspot.com.es/ figuran los puntos habituales de venta en varias ciudades. Aunque lo más efectivo y rápido, para los que no lo encuentren en la suya, sigue siendo el correo: vinaliatrippers@yahoo.es Lo mandamos rápidamente y sin gastos de envío.

Una última pregunta, a título más personal: sabemos que estás preparando una nueva entrega de Cult movies, el libro que publicaste con la desaparecida editorial Eutelequia hace cuatro años... ¿Para cuándo estará?

Estoy ultimando ya las correcciones y espero que salga pronto, cuestión de unos meses. Otra de mis grandes pasiones, sin duda, el cine de culto. Os mantendré informados.



lunes, 12 de enero de 2015

ENTREVISTA EN CULTURAMAS


Con motivo de la publicación del nuevo Vinalia Trippers, llamado Duelo al sol, entrega número 13 del ya mítico fanzine, entrevistamos a los culpables, cuya cabeza visible vuelve a ser Vicente Muñoz Alvarez y con el que, como no podía ser de otra manera, nos adentramos en las entrañas del mismo para conocer más detalles.

En esta ocasión se compone de dos rendidos homenajes, uno de ellos al género Western desde el lado salvaje y el otro, en su ya tradicional separata poética POEMASH, titulada “Deseo de ser piel roja”, a los indios pieles rojas y al inolvidable poeta Leopoldo Mª Panero. Un centenar de creadores, entre narradores, poetas, dibujantes e ilustradores, han participado en la elaboración de este número.

Abróchense los cinturones, fieles a la filosofía subterránea que les caracteriza, comienza el descenso y promete ser emocionante.


1.- ¿Cómo, dónde, cuándo y por qué nace Vinalia Trippers?

En León, en 1996, fin de siglo y de milenio.

Xen y yo escribíamos, Silvia ilustraba y Cusco, nuestro primer maquetador, diseñaba. Y decidimos un buen día montar una revista de relatos para adultos. Aunque teníamos muy claro que no sería una revista literaria al uso. Huimos de lo que entonces (y hoy también) se estilaba en estos casos: maquetaciones sobrias, purismo literario y respeto a la tradición. Muy al contrario, queríamos hacer una revista de relatos híbrida y mestiza, con textos, ilustraciones y cómics inéditos, donde lo visual tuviera la misma importancia que lo escrito, y con referencias y guiños al cine de culto y al rock (todas nuestras presentaciones han sido con música en directo). Y dar salida a un tipo de textos que casi nadie quería entonces publicar, transgresores, polémicos, críticos, truculentos, por decirlo de algún modo, políticamente incorrectos…

Tuvimos mucho más presentes a la hora del diseño las revistas pulp de los 50, contraculturales de los 60 y 70, y punk de los 80, que los suplementos literarios al uso. Y tuvimos también muy claro desde el principio que queríamos ser absolutamente independientes, que nadie nos dijera lo que teníamos que publicar ni cuándo, que nadie nos mediatizara, que nos íbamos a financiar nosotros mismos, sin subvenciones, sin publicidad y sin ayudas de ningún tipo.

Editamos nueve números en grapa y papel hasta en el año 2001 y, después de un largo descanso, retomamos el proyecto en 2007 con un libro homenaje, la antología Tripulantes: Nuevas aventuras de Vinalia Trippers, que coordiné con el poeta asturiano David González y que publicó la editorial Eclipsados.

Desde entonces hemos editado otros cuatro números, ya monográficos sobre temas concretos, y ahora mismo el 13, dedicado al salvaje oeste, que hemos titulado Duelo al sol.

2.- Tripulando Vinalia encontramos a Silvia D. Chica, Rodrigo Zoográfico, Alfonso Xen Rabanal y a ti, Vicente Muñoz Álvarez, ¿qué labor desempeñáis cada uno?

Todos hacemos un poco de todo, aunque los roles están más o menos definidos.

Rodrigo es nuestro diseñador desde hace cuatro números. A él le debemos, en realidad, que Vinalia siga viva. Fue él quien nos sugirió recuperar el fanzine, el que diseña, maqueta, distribuye y envía. Y el autor de las magníficas fotonovelas que incluyen los últimos números. Chapeau por Rodrigo.

Silvia, Mamá Trippers, es un poco todo terreno: escribe, ilustra, corrige… Suyas son todas las portadas del suplemento Poemash, que adjuntamos con la revista, y ella aporta la visión femenina al proyecto, que nos viene siempre de perlas. Lo mismo toca los timbales en las presentaciones, que lee sus poemash, ilustra, presenta, distribuye…

Xen es, digamos, Doctor Honoris Causa de Vinalia Trippers: siempre presente de espíritu y un emblema de la revista: anárquico e independiente hasta la médula. Imprevisible y sin embargo necesario para mantener nuestra identidad.

Y yo me encargo básicamente de la parte literaria, los textos, relatos y poemas, y de empujar y poner en contacto a toda la tripulación de narradores, poetas e ilustradores. Me gusta crear ambiente de equipo, que los autores se sientan en casa, miembros de la tribu, motivarles, generar ilusión y mantener las calderas de la nave siempre a punto.

3.- ¿Por qué ese nombre, Vinalia Trippers?

Fue un juego de palabras que nos inventamos Silvia, Xen y yo tomando unas cañas… Xen nos habló de las Vinalia, fiestas romanas que se celebraban en torno al vino, y Silvia y yo añadimos la otra palabra clave, Trippers, evocando los acid test de los hippies y alegres bromistas en el Frisco de finales de los 60. Nos interesaban esos dos conceptos juntos, lo etílico y lo lisérgico, y la idea del viaje, interior y exterior, y salió ese título, que desde entonces es nuestra bandera.

4.- ¿Qué recibimiento tuvo Spanish Quinqui, cómo funcionó?

La verdad es que muy bueno. Salieron más reseñas que nunca en los medios y la edición y las ventas fueron superiores a otros números. Es un tema, la cultura quinqui, que tiene muchos adeptos y fans y que nuestra generación vivió de primera mano, con todo lo bueno y lo malo que ello implica.

También contribuyó la repercusión que ha tenido el suplemento Poemash que le dedicamos a El Ángel, poeta maldito donde los haya, que generó mucha expectación. Y las colaboraciones y apoyo de Ana Curra y César Scappa, compañeros de aventuras suyos, que ayudaron a la difusión.

5.- ¿Cómo escogéis el tema central de Vinalia en cada entrega?

Según se nos va ocurriendo. Proponemos y decidimos entre todos, siempre teniendo en cuenta nuestras consignas: lo marginal, lo independiente, lo disidente, lo subterráneo…

Marginales fueron los quinquis (Spanish Quinqui), los marcianos (Plan 9 del espacio exterior), los monstruos y zombies (Trippers from the crypt) y, por supuesto, los indios y vaqueros, a los que dedicamos este último número, Duelo al sol.

Y marginales fueron también los poetas a los que dedicamos los tres últimos Poemash: Raúl Núñez, El Ángel y Leopoldo María Panero. Los dos primeros, sobre todo, casi desconocidos para la mayoría, y todos ellos paradigmáticos del tipo de literatura que nosotros defendemos.

6.- ¿Dónde se consigue Vinalia Trippers?

En nuestro blog: http://vinaliaplan9espacio.blogspot.com.es/ figuran los puntos habituales de venta en varias ciudades. Aunque lo más efectivo y rápido, para los que no lo encuentren en la suya, sigue siendo el correo: vinaliatrippers@yahoo.es Lo mandamos rápidamente y sin gastos de envío.

7.- ¿Sois conscientes de las joyas que creáis, de la pasión, la energía y la emoción que condensáis en cada número de Vinalia?

Pues la verdad es que sí, somos conscientes. Y lo decimos con toda la humildad e ilusión del mundo. Sabemos a dónde hemos llegado y por qué y sabemos lo que queremos: que nuestros colaboradores se sientan miembros de la tripulación y el proyecto, integrados y motivados, y ser para ellos una plataforma digna y libre de expresión y promoción de su obra.

Esa pasión y energía común es, sin lugar a dudas, la gasolina de la nave y lo que nos mantiene vivos a estas alturas de la travesía.

8.- ¿Qué tienen que ver Madrid y León con Vinalia, qué suponen como ciudades para vosotros, son parte del germen que lo motiva todo?

Efectivamente. Silvia, Xen y yo somos de León, y Rodrigo vive en Madrid, y entre ambas ciudades orbitamos.

La revista se gesta en León y se edita y distribuye desde Madrid, y muchos miembros de la tripulación son de ambas ciudades, aunque hay colaboradores de toda España y algunos del otro lado del charco.

Desde el comienzo tuvimos también claro que no íbamos a quedarnos en nuestra ciudad. No nos gustan los localismos, algo muy común en las revistas de provincias, y hemos tenido esto siempre más que presente a la hora de conformar la nómina de nuestros colaboradores.

Creo que ese ha sido otro de los motivos claves para que Vinalia haya perdurado y trascendido.

9.- ¿Ya tenéis ideas para el próximo Vinalia?

Se está cociendo a fuego lento en las calderas, sí.. Aunque preferimos mantenerlo en secreto. Es parte del juego.

10.- El último número, Duelo al Sol y Deseo de ser piel roja, ¿cómo surge, qué contiene, a quién se rinde homenaje?

Después de haber dedicado los tres números anteriores al cine y la literatura de ciencia ficción, de terror y quinqui, quisimos hacer un guiño al salvaje oeste (más al de Sergio de Leone que al de John Ford, más al del fango que al de las praderas), que es otra de nuestras influencias reconocidas.

El género encaja, por lo demás, perfectamente en nuestra estética: al margen de la ley y los dictados de las modas, críticos y en la frontera, siempre insumisos y con el hacha de guerra en la mano…

El suplemento Poemash se lo dedicamos en esta ocasión a los indios pieles rojas, marginados y estigmatizados como pocos, y al mismo tiempo quisimos rendirle homenaje a Leopoldo María Panero, recientemente fallecido, símbolo de resistencia y de lucha. Y titulamos el libro como uno de sus poemas, Deseo de ser piel roja, incluyéndolo en la antología.


11.- Dieciocho años, una creación underground infatigable y cuidada, fanzine de culto, literatura lumpen, serie b, relatos, ilustración, poesía.. Vinalia Trippers, qué os quedáis de este viaje, qué os ha dado y qué esperáis?

Nos quedamos, de momento, con el privilegio de haber editado a los mejores cerebros de nuestra generación durante casi dos décadas, tanto escritores como ilustradores, y con todo el entusiasmo y entrega que hemos siempre generado y recibido, que no tiene precio.

Vinalia nos ha dado cientos de contactos e intercambios, fiestas antológicas, conciertos memorables y un puesto de privilegio en la literatura y la prensa undergroud de este país.

¿Y qué esperamos… ? Poder seguir editando la revista con las mismas consignas mientras el cuerpo y la tripulación aguante, fieles a nuestro espíritu e ideología, independientes y libres y sin vendernos nunca al sistema…

God Save the Trippers

Vicente Muñoz Álvarez


DUELO AL SOL con PATXI IRURZUN


El 'Duelo al sol' de Vinalia Trippers ya está en casa, forasteros. 
La balacera de relatos y poemas es impresionante.

sábado, 10 de enero de 2015

DUELO AL SOL con CARLOS SALCEDO ODKLAS


Practicando tiro con el VINALIA TRIPPERS, que en su nuevo número, el 13, rinde homenaje al viejo oeste. En su interior encontraréis mi relato inédito "La historia de Álamo Kid y el extraño viejo" junto con las historias e ilustraciones de otros cien forajidos, a cual más cruel...
Para hacerte con una copia sigue este enlace: http://vinaliaplan9espacio.blogspot.com.es/ — con Vicente Muñoz Alvarez

miércoles, 7 de enero de 2015

DUELO AL SOL con JOAQUÍN PIQUERAS


Felicitar a Vicente Muñoz Alvarez, Alfonso Xen Rabanal, Silvia D Chica , Zoografico Rodrigo y a todos los tripulantes por el magnífico número de Vinalia Trippers. Me ha fascinado. Me gusta la dedicatoria a Panero en "Deseo de ser piel roja", título homónimo del poema que abre la antología.Y, por supuesto, es mucho más que un honor que mi poema "BREVE INFORME POST MORTEM DEL GENERAL CUSTER TRAS SU HEROICA DERROTA EN LITTLE BIG HORN" figure en esta original y reivindicativa antología. Olé!


Con el Vinalia Trippers y el POEMASH "Deseo de ser piel roja" ya en las manos. Ahora sólo queda disfrutarlos

viernes, 2 de enero de 2015

DUELO AL SOL: Prólogos (4)


Me lo susurró al oído esa sombra en la niebla que decía ser Caballo Loco: 

"Amigo mío, volverán de nuevo.
Por toda la Tierra vuelven de nuevo.
Antiguas enseñanzas de la Tierra, antiguos cantos de la Tierra.
Vuelven de nuevo, amigo mío, vuelven.
Te los doy, y por ellos comprenderéis, veréis.
Vuelven de nuevo sobre la Tierra."

Y, así, regresa Vinalia Trippers... en un duelo al sol con las sombras de occidente, infectadas de ese virus sicótico que los originarios llamaron: Wetico.

Alfonso Xen Rabanal

martes, 30 de diciembre de 2014

DUELO AL SOL con JAVIER VAYÁ ALBERT



Que si queréis tener en casa a muchos de los mejores escritores e ilustradores a cualquier lado de la frontera más el tío de la foto que se ha colado, solo tenéis que pillaros el Vinalia Trippers. Gracias a todos y especialmente a Vicente Muñoz Alvarez, Oh capitán, mi capitán.

lunes, 29 de diciembre de 2014

DESEO DE SER PIEL ROJA: Prólogo.


Aunque como todos los tripulantes nos sentimos en el fondo más indios que vaqueros, no podía ser de otra manera, hemos decidido dedicarles a ellos, los indios pieles rojas, este Poemash.

Despojados, humillados, alienados y masacrados en nombre del progreso, marginados, iluminados y auténticos, ellos, los indios pieles rojas, nos han inspirado estos poemas, ajuste de cuentas que desde hace mucho teníamos pendiente.

Cheyennes, Arapahoes, Pies Negros, Mohícanos, Apaches, Navajos, Semínolas, Mojaves, Pueblos, Comanches, Hopis, Dakotas, Sioux, Serranos, Iowas, Cuervos y demás desposeídos del mundo, por vosotros brindamos.

Y también por Leopoldo María Panero, siempre presente (con su hacha de guerra en la mano), del que tomamos prestado el poema que da título a este libro: Deseo de ser piel roja.

Salud
& Paz en la Tierra

Vicente Muñoz Álvarez,
en Poemash Especial
Deseo de ser Piel Roja
(Producciones Vinalia Trippers, 2014)