miércoles, 26 de septiembre de 2012

BLACK PULP BOX en ABC


La editorial extremeña independiente Aristas Martínez ha editado seis libros, reunidos en lo que ha denominado "Black Pulp Box", para rendir culto a la materialidad del libro en un homenaje a la forma de encuadernación rústica de la literatura pulp, con los que emula el trabajo de las editoriales de mediados del siglo pasado en Estados Unidos.

Para ello, los editores han reunido a 85 autores de toda España y les han pedido que incluyeran algún elemento "negro" en cualquiera de los géneros populares, dentro de un contexto español.

Esto ha dado como resultado más de 900 páginas de una lectura de la ficción de explotación, un tipo de literatura frecuente en novelas y revistas de carácter fantástico de la primera mitad del siglo XX, dedicadas al entretenimiento popular general.

La propuesta de Aristas Martínez viene a ser "literatura pulp a lo cañí", según ha señalado Sara Herculano, la parte femenina de la pareja de editores, en una entrevista mantenida con Efe, con la que dan una vuelta de tuerca el término pulp, que empezó a utilizarse a partir de los años 20 en Estados Unidos para referirse al desecho de pulpa de madera con la que se fabricaba el papel amarillento, astroso y de mala calidad, pero muy barato, en el que se imprimía este tipo de literatura.

Más tarde, casi en la mitad del siglo pasado, se empezó a relacionar la literatura pulp, que más que un género era una manera de escribir, ya que abarcaba desde el terror, la ciencia ficción, las historias de detectives, el romance, lo oriental, lo erótico, lo exótico; cualquier cosa que excitase la imaginación de los lectores de la forma políticamente más incorrecta, con el formato de impresión, que permitía por su bajo coste popularizar "lo pulp".

Este tipo de impresión, que aún sigue viéndose hoy en pasquines de poca circulación y bajo precio o en ediciones de tapa blanda, fue la inspiración para Sara Herculano y Cisco Bellabestia para dar un paso más allá en este tipo de formato, con el que han logrado llevar a buen puerto una cuidada edición de dos bolsilibros, un ensayo sobre superhéroes negros, un libro de relatos, un cómic y un fanzine.

Estos editores, que pusieron en marcha en 2010 en Badajoz Aristas Martínez, han reunido en "Amazing Bold Stories", uno de los seis libros de la "Black Pulp Box", a 20 autores que han trabajado por encargo en una serie de relatos pulp, como lo hacían antaño los autores de este tipo de literatura.

Por otra parte, como ejemplo de que lo que iba pasando en los años de la literatura pulp se veía reflejado en ella con anterioridad, Daniel Ausente ha reflejado en el ensayo "Black Super Power", también recogido en la caja pulp, que un año antes de que existieran los Pantera Negra, el movimiento político afroamericano en los Estados Unidos, ya existía un cómic que llevaba su mismo nombre.

En él, el autor propone un acercamiento a la consecución de los derechos civiles de la sociedad negra en Estados Unidos a través del superhéroe negro en la cultura popular, en un viaje que realiza a través de la historia del cómic, el cine y la literatura, que le sirve como instrumento para observar determinados contextos sociopolíticos, constatar cómo la ficción conforma la realidad o a la inversa.

Con esta propuesta editorial arriesgada que algunos califican de "libros ornitorrinco", por la dificultad a la hora de darle un lugar en las librerías, y tras el éxito alcanzado en la presentación en la Feria del libro de Barcelona, Aristas Martínez plantea ahondar en lo pulp como propuesta editorial en la que además se revaloriza la materialidad del libro como objeto que aporta valor a la literatura.

A pesar de apostar por un proyecto editorial independiente en una región que "a priori podría no cumplir con ciertas expectativas culturales", para Cisco Bellabestia y Sara Herculano estas iniciativas son ahora posibles en cualquier lugar gracias a internet y una amplia red de contactos por todo el país, lo que les ha permitido que la distribuidora de ámbito nacional SD se fije en su "Black Pulp Box" para hacerla llegar cada vez a más librerías del país.