martes, 20 de julio de 2010

Joaquín Piqueras


Joaquín Piqueras aterrizó sobre el planeta Tierra en un infame platillo “violante” a finales de los años sesenta,  en plena era psicodélica, para disfrutar de los exquisitos manjares que la música, el cine, la literatura y otras sustancias y emanaciones terrícolas de la época podrían depararle, y ya de paso enrarecer el panorama aportando sus propias creaciones siderales; mas no esperaba que su periplo en el Planeta azul empezara desde cero, en pañales, y además tan lejos de su tierra prometida: en las áridas y deshidratadas tierras de Murcia - debieron haber asociado los responsables de la agencia espacial “marciano” con “murciano”-. Así que tuvo que esperar a los años ochenta y noventa, tras una anodina e inadaptada infancia, para perpetrar sus primeras y desaforadas incursiones literarias, y lo hizo con colaboraciones en fanzines  tales como Escalofríos, El punk nuestro de cada día o Roecerebros, hoy día inencontrables. Estas siguieron en forma de aventuras literario-musicales como 2000 maniacos, Los del paso o The Sonados, finalistas estos dos últimos del Murcia Joven, y antologados en recopilaciones, algunas a nivel nacional, como Spanish Bombs , de la revista Ruta 66.


Pero fue, sobre todo, en pleno siglo XXI, tras la aventura teatral  de Leviathan teatro junto al dramaturgo Javier Mateo, cuando Piqueras empezó a colaborar en varias revistas literarias y perfeccionó su poder abductor sacando a la luz  Antología del desconcierto (Nausícaä, 2004), libro con el que obtuvo al año siguiente el premio “Autor Revelación del año 2004” dentro del galardón “Mejor Libro Murciano del año”. A esta “creatura” le siguieron: Concierto non grato (Fecit, 2008) -ganador del XXIV Certamen de Poesía “Ángel Martínez Baigorri” 2007- , la plaquette Manual del perfecto náufrago (Tres Fronteras, 2009) y  Tomas falsas (Diego Marín, 2009), ganador del III Premio María Guirado, 2009. Precisamente como productos de premios literarios, este año verán la luz Tomas falsas V. O. (Accésit del XVII Premio Ciudad de Las Palmas) y  Los infiernos de Orfeo (XXXIX Premio Nacional de Poesía Antonio González de Lama). Además, algunas desaprensivas antologías (Los martes de luna llena, Poesía en el Archivo, Febrero poético…) y revistas actuales (Ágora, Lunas de papel, The children´s Books of American Birds, El coloquio de los perros…) han tenido a bien incluir los versos y relatos de este alienígena entre sus paginas. Tampoco pintores, como Saura Mira o José Molina, o músicos como Luis Arasanz han podido sustraerse al poderoso influjo lisérgico de la poesía marciana de Joaquín Piqueras, tal es su poder abductivo. 


Desde la revista Ágora y desde su blog Insólitos. Caminando por el lado “salvaje” de la literatura se dedica, asimismo, de forma altrualienista y alevosa, a revelar  y a compilar a otros hermanos de tinta marcianos que, contingencias de la vida,  tienen la piel y el corazón humanos. 

Blogs:

La página del desconcierto

Insólitos. Caminando por el lado  salvaje  de la literatura



El último poemario de Joaquín Piqueras acaba de ver la luz. Con portada de José Molina y prólogo de María Ángeles Moragues, esta apócrifa historia del cine dividida en tres secuencias de poemas (Etapa Muda, Etapa Sonora [I], Etapa sonora [2]), que utilizan todos el motivo cinematográfico como pretexto para ahondar en cuestiones existenciales, tales como el amor, el paso del tiempo o la muerte, es el resultado del Primer Accésit del XVII Premio de Poesía Ciudad de Las Palmas. Se trata de una ampliación del anterior poemario Tomas falsas, que no fue sino una especie de tráiler de lo que es este libro. 
extraído de su blog.